TIEMPO MEDIO

(2020)

Es una instalación online que crea un espacio de contemplación virtual desde la ventana de la habitación donde la artista ha estado confinada durante la cuarentena. Por medio de cámaras alrededor del mundo que transmiten videos de paisajes en tiempo real, cada ventana se convierte en un portal dentro del cual el espectador puede contemplar un tiempo y espacio diferente al de su presente físico. Cada ventana es una metáfora que habla de habitar un espacio en el tiempo presente en el que no se está y al que no se puede ir.

La virtualidad le ha permitido al ser humano fantasear con la ilusión de controlar el tiempo. El tiempo virtual acelera, devuelve, detiene y repite el tiempo físico. Cuando es transmitido en vivo y desaparece sin dejar ningún registro, como es el caso de Tiempo medio, la ilusión de control se rompe. 

 

El espectador puede ser consciente de nuevo de la impotencia que representa para la condición humana su curso natural. Cada paisaje remite al espectador a un estado de contemplación donde el tiempo no se puede alterar y funciona de manera natural.

La contemplación mediada por la virtualidad cuenta con una suerte de azar. Ni el espectador, ni la artista tienen control sobre la duración o las condiciones de la transmisión; si la cámara se apaga o se pierde la conexión, la contemplación, como la transmisión, desaparece. Aunque los lugares existen físicamente, en el espacio virtual son efímeros ya que cuando la transmisión termina desaparecen.

ventana 1
Screen Shot 2020-06-16 at 8.13.31 PM
VENTANA 2
Screen Shot 2020-06-16 at 8.18.59 PM
VENTANA 3
Screen Shot 2020-06-16 at 8.15.14 PM